Bù là (notas al final)

En mi primera semana de clases en Beijing, me encontré a mi misma un día en la cafetería sin nadie que me ayudara a pedir almuerzo. Al final de mucha mímica y un mandarín precario, logré ordenar un almuerzo vegetariano con poco picante. 

Read More